DEL JU JITSU AL JUDO

letrasA finales del Siglo XIX, los países extranjeros, encabezados por los Estados Unidos, amenazan a Japón con la apertura del país para establecer intercambios comerciales y culturales; tras diversas batallas en el propio país entre los partidarios de abrir sus puertas y los contrarios de esta decisión, Japón acuerda cambiar su política exterior. Así termina su aislamiento, que duró 300 largos años.

E n el año 1.868 comienza la Era Meiji; fue también el comienzo de una gran reforma en todos los aspectos (Meiji Ishin), despertada por las influencias de las culturas occidentales. Ante la prohibición de 1.871 de llevar armas, la clase samurai empieza a desaparecer de la historia de Japón.
Como consecuencia de esta desaparición, y más por la influencia de la cultura moderna occidental, el viejo método de lucha Ju Jitsu va camino de la decadencia.
Aquellos expertos y Maestros prestigiosos en las Artes Marciales que servían a sus señores feudales fueron obligados a cambiar de profesión y dedicarse a otros menesteres. No obstante, aún así, algunas escuelas famosas como Kitoh, Tenshin Shinio, Yoshin, Sekiguchi, Kiushin, intentarán mantenerse obstinadamente y sobrevivir.
Jigoro Kano, joven estudiante de la Facultad de Literatura de la Universidad de Tokio, tenía hacía tiempo una gran inquietud acerca de un método antiguo de lucha: Ju Jitsu. Él fue siempre un muchacho de pobre constitución física y achacoso; pensaba que tal arte marcial podría dar solución a su problema de inferioridad física.

No era nada fácil encontrar la Escuela de Tenshin Shinio. Su maestro, Fukuda, permite el ingreso de Jigoro; entonces contaba con 18 años de edad (1.877). Dos años más tarde recibe enseñanzas del Maestro Iso del mismo estilo, y en el año 1.881 continúa su perseverancia bajo la enseñanza del maestro Okubo del estilo Kito.
A medida que va progresando en su aprendizaje, se va dando cuenta del gran valor educativo que contenían estos dos estilos; a la vez que realizaba una investigación sobre otros estilos, reconoció que el
Ju Jitsu era una de las importantes culturas tradicionales de Japón, y no debía dejarla desaparecer. Es decir, a pesar de encontrar en éste algunos aspectos negativos e ilógicos, si trataba de mejorarlo rectificándolo, este sistema podría servir prácticamente como una forma de Educación Física y Cultural para su pueblo y el resto del mundo. judo_img_5

kodokan_judo_poster-p228781956195724207t5ta_400Con esta idea de innovación en el año 1.882, Kano crea su propia escuela a la  que Llamó Kodokan (casa que enseña el camino), y la situó en las inmediaciones del Templo Budista  de Eishoji; así comienza su histórica andadura, con tan sólo nueve discípulos.

El nuevo método creado por Kano, y que éste trataba de divulgar, no era un simple arte de ataque y defensa como el Ju Jitsu, sino que este nuevo Ju Jitsu era un camino que los hombres debían seguir a través de su práctica. Le dio una nueva denominación: “el Judo”.
La difusión del Judo no era una tarea fácil, pues durante un considerable espacio de tiempo, los discípulos de Kano como Yamashita, Yokoyama, Shaigo, Tomita, etc., tenían que someterse a continuas confrontaciones con los Ju Jitsukas para demostrar su superioridad ante estos últimos.
Ante las aplastantes victorias del Judo en estas confrontaciones, se origina una gran expansión del mismo; por el contrario, para el Ju Jitsu supone la provocación de su total desaparición.
Yoshikazu Yamashita