Muchas de las aplicaciones de PHP o extensiones que han sido escritas para Linux no han sido portadas a Windows.