Paso 1: Crea una base

Para empezar, selecciona una herramienta de degradado; en principio vamos a usar el Degradado Lineal. Escoge un color oscuro (negro o azul oscuro quedan bien) para el cielo y uno claro con el tono que quieras darle al relámpago, como blanco azulado o amarillento. Con esos colores, traza un degradado en una zona/capa vacía, de forma perpendicular a donde quieras que pase el rayo. (NOTA: El rayo aparecerá en la zona intermedia del degradado)

clip_image001

Paso 2: Tormenta

Utiliza el filtro Interpretar --> Nubes de diferencia en la misma capa, para producir un efecto de nubes. Ahora un poco de magia: usaremos el cuadro de diálogo "Niveles" (Imagen --> Ajustar --> Niveles). Pulsa Ctrl+L o bien Command+L, según uses Windows o MacOS. En los valores de entrada, desplaza la flecha de los grises (la del medio) hacia la izquierda, más o menos hasta un valor de 5, según el contraste; te quedará el negativo de un relámpago. Vigila el resultado en la visualización, y ve ajustando hasta quedar satisfecho con el grosor.

clip_image002clip_image003

Paso 3: Dale la vuelta

Ahora sólo te falta invertir la imagen ( Ctrl+I o Command+I ) y... 
Ya tienes un bonito relámpago, de aspecto muy realista.

clip_image004

Usando las otras herramientas de degradado se pueden conseguir relámpagos de diferentes formas; por ejemplo, estos están hechos uno con el circular y el otro con el cónico. En este en concreto el rayo se dirige, desde el centro del degradado, en la dirección contraria a la línea del cono (véase la imagen de cómo estaba el degradado).

clip_image005 clip_image006